Fito Páez cautivó con un show intenso y “buena estrella”

Un cielo amenazante no pudo aguar la fiesta de unas 14 mil personas que celebraron en el club porteño Gimnasia y Esgrima a un Fito Páez con "buena estrella", que anoche cerró la gira en la Argentina de su último disco, "Confiá".


"Vade retro a la lluvia", imploró el cantante rosarino poco después de las 22 ante una tribuna colmada y preparada para desafiar el agua; pero la lluvia perdonó y comenzó a hacerse notar justo cuando, tras dos horas de un intenso show, la gente se dispersaba por las calles de Palermo.

El tema elegido para abrir el recital de poco más de dos horas fue "Confiá", el que da título a su último disco, con el que se despidió del público local para comenzar una gira por España, Inglaterra e Israel.

Le siguieron una serie de 27 temas, entre los que cantó los más nuevos como "Tiempo al tiempo", el segundo de la placa y corte promocional del disco editado en 2010, "Buena estrella" de la placa "Abre" y el ya clásico "11 y 6".

La primera invitada fue Claudia Puyó ("la reina del Oeste", la presentó) que lo acompañó con su tremenda voz en “El amor después del amor”, como lo hizo durante la última presentación de Fito en Buenos Aires, cuando cantó en el escenario del Bicentenario ante más de dos millones de personas.

También dejó su impronta en el escenario el pianista Leo Sujatovich, con quien interpretó “Un vestido y un amor”, mientras Fito anticipaba el título de la placa que los tendrá juntos en el segundo semestre del año: “Canciones para aliens”.

"Si no fuera por él, hoy no estaríamos escuchando música popular en Argentina", disparó Fito al invitar al escenario a su conciudadano, el rosarino Lito Nebbia, quien tocó al piano su inolvidable “Sólo se trata de vivir”.

El público se encargó de aportar el momento emotivo de la noche cuando a pedido de Fito entonó repetidas veces la nota "Si" en homenaje a Gustavo Cerati, internado desde hace un año como consecuencia de un accidente cerebrovascular.

Luego el rosarino lo tributó con una linda versión de “Puente”, incluido en el disco "Bocanadas" de Cerati, que redondeó con un extendido “Gracias por Venir”.

Tras una lista de conocidos hits como “Brillante sobre el mic”, “La rueda mágica” y “Circo Beat”, llegó el momento más rockero de la noche con “Ciudad de Pobres Corazones” de la mano del uruguayo Gabriel Carámbula en la guitarra.

Para el final, con cambio de vestuario incluido, fue cerrando la noche con “A rodar mi vida” y un potente “Mariposa Tecknicolor”, que el público acompañó de pie.

Con impecable sonido de principio a fin, acompañaron a Fito sobre el escenario una banda integrada por Diego Olivero en teclados y coros; Carlos Vandera en guitarra y coros; Coki Debernardi en guitarra y coros; Gastón Baremberg en batería; Eloy Quintana en bajo; Dazy Espeche en guitarra y coros, y Juan Pablo Absatz en teclados y coros.  

Fuente: Télam.

Páginas vistas en total