Buscador

Traductor

Todos los detalles de la boda real de Guillermo y Kate

El viernes Londres se vestirá de gala para celebrar un nuevo casamiento de la realeza cuando el príncipe contraiga matrimonio, tres décadas después de que lo hicieran sus padres, Carlos y Diana. Si bien los novios declararon que “no quieren derroches” la fiesta desbordará glamour. 


Resulte o no un buen negocio, la familia real británica está empeñada en dar una imagen de austeridad en la boda del próximo viernes entre Guillermo de Inglaterra (hijo de Lady Di y Carlos) y Kate Middleton.

"No queremos derroches", declararon los novios. Eso no significa que los invitados (incluidos la Reina Sofía y los Príncipes de Asturias) vayan a quedarse sin comer, pero sí es verdad que serán muchos menos que en otras ocasiones similares.

La novia, además, no llegará a la iglesia en la tradicional y costosísima carroza de caballos, sino en un coche Rolls-Royce.

La ceremonia comenzará a las once de la mañana del próximo día 29, en la famosa Abadía de Westminster, en el corazón de Londres. La Abadía, un impresionante templo gótico, está íntimamente relacionada con la monarquía inglesa. Es en ella donde se corona a los reyes, y también donde se los entierra.

Cuando Kate Middleton, la primera plebeya que va a emparentarse con la corona de Isabel II, camine hacia el altar pasará junto a esculturas y pinturas medievales de valor incalculable.

Una vez casados, la pareja aparecerá en el balcón del Palacio de Buckingham ante miles de personas que acudirán a verlos a la espera del tradicional beso que se dieron también, en el mismo lugar, Carlos y Diana.

El príncipe Carlos, padre del novio, actuará como anfitrión durante la cena que se celebrará en Buckingham.

La semana pasada, los medios británicos destacaron la semana pasada la pérdida de peso que sufrió Middleton en estos últimos meses, algo que atribuyen a los preparativos del casamiento, los compromisos y los nervios. Hace unos días se develó que los joyeros de la casa real habían tenido que ajustarle el anillo de boda por miedo a que se le cayese.

El número de invitados a la boda, 1.900, es relativamente reducido si se tiene en cuenta que Carlos y Diana festejaron su enlace ante 3.500 personas.

Los invitados se clasifican en tres categorías: 1.300 para la ceremonia, 600 para la comida oficial que ofrecerá la reina Isabel en el palacio de Buckingham y, de entre ellos, 300 para la cena privada que ofrecerá el príncipe Carlos, padre del novio, y a la que seguirá una fiesta.

Un millar serán familiares y amigos de la pareja (incluyendo las ex novias de él y el ex novio de ella) y medio centenar, miembros de la familia real británica. Además, habrá 40 miembros de familias reales europeas (incluyendo a la reina Sofía y a los príncipes de Asturias), 600 líderes de la Commonwealth, 200 políticos, parlamentarios y diplomáticos, 80 integrantes de las ONG con las que colabora Guillermo y 30 altos cargos de las Fuerzas Armadas.

La ceremonia, que se espera que sea vista por hasta 2.000 millones de personas en todo el mundo, estará disponible en www.youtube.com/theroyalchannel y estará acompañada por un blog multimedia elaborado por altos cargos de la familia real.  

Fuente: ElArgentino.Com

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico