Buscador

Traductor

Todo listo para la entrega de los Oscar

Los máximos candidatos, las películas que no tienen chances, los nuevos conductores, los cambios en la ceremonia, quiénes votan y qué consideraciones tienen a la hora de elegir, las ventajas y desventajas de todas las nominadas. 


La 83 edición de los Oscar promete venir renovada. La academia piensa en cómo mantener el interés y el prestigio de la entrega. Para ello desde el año pasado han ampliado la lista de candidatas a mejor película de 5 a 10 y ahora también realizarán cambios en la escenografía y la animación del evento.

Por primera vez este año la ceremonia será conducida por un hombre y una mujer: el especialista en papeles cómicos y de joven aficionado a la buena marihuana James Franco y la bella Anne Hathaway. Y la otra innovación importante es que los productores han desistido del plató tradicional y ahora realizarán una serie de escenarios de realidades virtuales a través de proyecciones. 

El objetivo de este cambio es que los anfitriones transporten a la audiencia en un viaje por la historia de Hollywood a través de seis escenografías diferentes. Y según se adelantó uno de los escenarios sería de los años 70.

En la ceremonia que se realizará en el aforo del Kodak Theatre de Los Ángeles, con 3.300 invitados entre candidatos, equipos, acompañantes e invitados se revelará cuál ha sido la mejor película del año entre El discurso del rey, Temple de Acero, Red Social, Toy Story 3, 127 horas, El origen, El cisne negro, Lazos de sangre, El luchador y Mi Familia.

Sin embargo los directores nominados -al igual que los actores siguen siendo 5- y a través de esa elección el campo de posibles ganadoras queda notablemente reducido porque muy pocas veces en la historia el director que ganó la estatuilla por su labor no se llevó también el premio a la mejor película.

De las 5 películas cuyos directores no están nominados hay tres películas que no tienen ninguna chance de ganar. Toy Story 3, a pesar de ser tal vez la cinta más hermosa y emotiva estrenada en los Estados Unidos en el 2010 es ninguneada por los votantes por tratarse de una animación. Mi familia es un tipo de película pequeña que no le interesa premiar a la academia en este momento. 

Y Lazos de Sangre quedo automáticamente descartada luego de que su directora Debra Granik expresó su visión sobre los Óscar. "Siempre me he sentido horrorizada por todo lo que los Oscar encarnan. Me parecen un circo grotesco, un reflejo de lo vanidosa e hipócrita que es esta industria en América. Me parece perverso que se gaste tanto dinero en un acto así, dinero que podría servir para, por ejemplo, fomentar cinematografías en países de África. Eso sí que sería bueno para el cine", firmó el certificado de defunción de su candidatura la directora de Lazos de Sangre.

Al Origen Y 127 Horas convendría descartarlas solo porque sus directores no están nominados. 

Entre las 5 restantes El Luchador, es una película relacionada con el siempre candidato American Dream pero la repetida temática pugilística - que resta público femenino- la deja con pocas chances. La engañosa El cisne Negro promete un drama entre madre autoritaria y mujer y la perversa lucha en el ambiente femenino del ballet pero termina siendo un ejemplo llevado al extremo del sueño americano contado de la forma violenta en que su director Darren Aronofsky suele filmar. Tendría posibilidades sino fuera por la innecesaria cantidad de imágenes que le hacen perder un público familiar.

La película de los Cohen tiene sus posibilidades. Sin embargo acarrea dos dificultades: sería una excentricidad premiar a una remake y que la Academia los vuelva a premiar a tan solo cuatro años de cuando ganaron por No country for old men no parece tan factible.

De modo que las máximas candidatas son El discurso del rey, la típica película de superación personal mezclada con eventos históricos, que hasta parece filmada con el objetivo de ganar un Óscar o conseguir una nominación, y Red Social, una combinación infernal de vértigo y diálogos filosos que describe las miserias del mundo unido a través de Internet que mereciera ser reconocida.

La Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas es una organización honoraria profesional de EE UU que se consolidó en mayo de 1927 como una entidad sin ánimo de lucro. Pero que siempre tuvo sus objetivos. Está integrada por 6.500 miembros, de los que 5.830 tienen derecho a voto. 

Y para ser académico el aspirante tiene que ser invitado por la Junta de Gobernadores, y para ello ha de haberse distinguido en las artes y las ciencias cinematográficas. 

La Academía es así. Y aunque no se pueda decidir una "mejor" película entre cintas, temáticas, narraciones y formas de filmar tan disimiles no tiene reparos en seleccionar la película más adecuada para el show y su industria.  

Fuentes: ElArgentino.Com
Foto: Archivo.

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico