Buscador

Traductor

Con "El gato desaparece", Sorín estrena un film de suspenso

El director y guionista argentino Carlos Sorín definió a su nuevo filme “El gato desaparece”, la cinta protagonizada por Luis Luque y Beatriz Splezini que se estrena este jueves, como “una película de encierro” que marca su debut en el género de suspenso.


“Tenía ganas de hacer una película de suspenso, era una de mis ilusiones, y cuando surgió hacer esta historia la corroboré con psiquiatras, especialistas y encontré casos muy parecidos”, confesó Sorín en un reportaje concedido a Télam.

Es que el creador de “La película del rey” e "Historias mínimas" aborda la historia de Luis (Luque), un reconocido profesor de filosofía que vuelve a su casa luego de pasar algunos meses internado en una clínica por un brote psicótico inesperado y violento con un colega.

Sin embargo, al regresar a su casa con Beatriz (Spelzini), su mujer desde hace 25 años, Donatello, el gato de la casa, se eriza al ver a su amo, a quien hasta poco tiempo atrás guardaba fidelidad incondicional.

Desde entonces, nada volvió a ser lo mismo: el temor de su esposa por la situación psíquica de Luis y sus posibles ataques comienza a acrecentar su temor, hasta convertir sus noches en un verdadero infierno.

“El guión de esta película salió bastante rápido a pesar de que, contrariamente a mis películas anteriores que son más azarosas, ésta, como toda película de género, está totalmente construida”, cuenta Sorín sobre la realización de la película.

No obstante, el director de "El Perro" admite haber dejado de lado el libro por un tiempo por considerarlo “demasiado dramático”, hasta que entendió que “en el cine, el género es un juego”.
 
"Mi clic fue una frase de Alfred Hitchcock donde afirma que `quienes piensan que Psicosis es sobre la locura se equivocan, es sobre cine´", apuntó.

Así fue como continuó escribiendo y el resultado fue lo que él llama “una película de construcción donde todo está pensado en función del suspenso”.

Consultado sobre el rol que juegan las dos únicas locaciones -la casa y el auto- en las que va alternando el film, el multipremiado director se justifica explicando que se trata de “una película de encierro”.

“Si bien me da miedo porque te limita las posibilidades de una puesta en escena, la sensación de claustrofobia es dramáticamente fuerte”, detalla Sorín, y agrega que igualmente apeló a una con espacio, profundidad, con pocas paredes, con ventanas y ventanales para evitar la claustrofobia del público.

En el mismo sentido, con la construcción de su personaje, Luis Luque, también abona esa sensación de reclusión que sobrevuela todo el film: “El es un actor que desborda y pensé que podía ser interesante ver qué pasaba si se intentaba controlarlo”.

“Y en relación a Beatriz -agrega Sorín-, recién después de verla trabajar descubrí que era una actriz de dimensiones que yo desconocía, pero en principio la elegí por su aspecto de fragilidad, porque su personaje es muy vulnerable”.

El hecho de que ambos personajes lleven sus nombres reales no es anecdótico sino que responde a una modalidad de trabajo propia del director: “Desde un comienzo se llamaban así porque lo hice pensando en ellos, me cuesta escribir un guión si no sé qué caras tienen los personajes”.

“De todas formas -se interrumpe- la sorpresa acá fue básicamente darme cuenta que podía hacer una película de género, porque mi filmografía no iba para ese lado y, si bien no creo que vaya en ese camino tampoco, era algo que quería probar porque es parte de lo que soy”.

“El gato desaparece” es la séptima película de Sorín después de “La Ventana” (2009), “El camino de San Diego” (2006), “El perro” (2004), “Historias mínimas” (2002), “Eterna sonrisa de New Jersey” (1989), “La era del Ñandú” (1986) y “La película del rey” (1985).

Mirá el trailer de “El gato desaparece” de Carlos Sorín.

 
Fuente: Télam.
Video: YouTube/Canal de ElCineNet.

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico