Todo un parto y una dupla de opuestos para reír y nada más

La película es dirigida por el experto en comedias Todd Phillips.

  
Aunque no fue promocionada con su título verdadero (Due date) y llegó a distintas partes del mundo como Salidos de cuentas o Todo un parto –tal cual se la conoce en Argentina–, la comedia de Todd Phillips tiene la originalidad, según manifestó el director, de ser una "road movie" que "deja a los personajes en una situación de indefensión, solos frente a la carretera sin la protección de su hogar o entorno familiar".

A lo largo del film, se verán disparatadas situaciones que inician cuando Peter Highman (Robert Downey Jr.) debe viajar desde Atlanta hasta Los Ángeles en auto con Ethan Tremblay (Zach Galifianakis), tras un incidente en su vuelo que fue generado, justamente, por su indeseado compañero de ruta.

La clave de esta historia es la "anti-química"como señaló Phillips y como se puede apreciar a los pocos minutos del arranque del film– entre los dos protagonistas: Highman es un hombre obsesivo que necesita tener todo bajo control y debe llegar lo antes posible a Los Ángeles para ver nacer a su primer hijo. En cambio, Tremblay es un aspirante a actor, caótico y extravagante, que destroza todo lo que tiene a su alcance y, además, perdió a su padre recientemente. "Siempre se cita la química entre los protagonistas como el ingrediente fundamental que hace funcionar una película, pero en este caso creo que es la anti-química entre dos tipos, con cero de conexión y con personalidades totalmente diferentes, lo que genera la tensión y la comicidad de la película", aclaró el realizador.

La elección de los actores fue algo que el cineasta tenía pensado desde un comienzo, y expresó que la dupla era la más "idónea" para encarar los respectivos papeles: Downey Jr. es un actor "extraordinario tanto en comedias como en dramas" y Galifianakis es el actor cómico "perfecto porque no tiene miedo a nada, ni ningún tapujo a la hora de abordar escenas surrealistas". Justamente este último, que trabajó junto a Todd Phillips en The hangover, halagó las producciones del director diciendo que todas sus películas, incluyendo Todo un parto "pasan la barrera de lo políticamente correcto, se van hasta el extremo y despiertan la risa en situaciones que en el fondo son trágicas, pero sabe sacar el lado cómico de todo".

Los dos actores centrales cuentan con la colaboración de Michelle Monaghan, Jamie Foxx, Juliette Lewis, Danny McBride, Matt Walsh, Aaron Lustig y Charlie Sheen, para sacarles muchas risas a los espectadores. 

Fuentes: Diagonales/ElArgentino.Com
Foto: Archivo.

Páginas vistas en total