La nueva película de Madonna no convenció a la crítica

El film que la Reina del Pop dirigió y presentó en el festival de Venecia no fue bien recibido por la crítica especializada. El largometraje se llama "W.E." y se basa en la historia de amor entre el rey británico Eduardo VII y la estadounidense Wallis Simpson. 


"W.E.", el segundo largometraje de Madonna, no recibió buenas críticas de la prensa especializada, luego de su presentación en el festival de Venecia. El film narra la historia de amor entre el rey británico Eduardo VII y la estadounidense Wallis Simpson.

En el diario británico "The Guardian", el crítico Xan Brooks, sostuvo: "La película es más ridícula de lo que me imaginé; un tonto decorado, una gallina que soñó que era un pavo real".

En tanto, Todd McCarthy de the Hollywood Reporter dijo: "la segunda arremetida de Madonna en la dirección es agradable a los ojos y oídos, pero carece de alma".

Por su parte, el Daily Telegraph dio a la cinta, tres de cinco estrellas, mientras que Baz Bamigboye de Daily Mail tiró algunos piropos. "Muchas personas la van a odiar, simplemente porque fue hecho por Madonna", escribió. "Pero si la ven sin saber quien dirigió la película, tendrían una agradable sorpresa".

Madonna, que además firma el guión, arranca con la historia con la vida de una joven (Abbie Cornish) que se obsesiona con la historia de amor que vivieron el rey británico Eduardo VII (James D'Arcy) y la norteamericana Wallis Simpson (Andrea Risenborough), por quien el soberano abdicó.

"No estaba interesada en hacer un biopic porque la verdad es subjetiva", explicó Madonna, que apareció en Venecia con tacones de vértigo y un ajustado vestido negro de modoso y estiloso cuello
blanco.

En la película, volcó su "punto de vista tras digerir lo que he investigado durante años", señaló la también guionista ("Evita"), quien durante años estuvo intrigada por cómo un hombre renuncia al trono y todo el poder que ello conlleva debido al amor que siente por una mujer cuyo estigma es sumar dos matrimonios fracasados.

"W.E.", que se presenta fuera de concurso, presta además atención especial a las renuncias que hizo Simpson, una mujer despreciada por su condición de divorciada.

En cierto modo, dijo Madonna, se identifica con ella, pues cuando la gente normal se convierte en icono se queda reducida a una cita, a una mínima expresión y parece que no puedes tener más facultades que las que las que encajan dentro de ese icono.

Wallis Simpson, explicó, era sólo una línea en los libros de historia. "Yo no quería presentarla como una santa, sino sólo como un ser humano".  (ElArgentino.Com)

Páginas vistas en total