Una década sin Los Redondos

Fue un 4 de agosto. Nadie lo sabía, pero aquel del Chateau Carreras iba a ser el último show. Ya pasaron diez años sin Los Redondos. El recuerdo místico, inolvidable e interminable de una de las mayores bandas argentinas de todos los tiempos. 


Si oís "sólo te pido que se vuelvan a juntar", si escuchás hablar de “la misa rockera”, del “pogo más grande del mundo”, sin nombrarlos, se sabe a quiénes se está haciendo referencia. Y este patrimonio es sólo para los que han logrado romper con la crueldad del paso del tiempo y el temido olvido. Carlos "Indio" Solari, Eduardo "Skay" Beilinson, Daniel "Semilla" Bucciarelli, Walter Sidotti y Sergio Dawi. Los interminables Redondos tocaron por última vez el 4 de agosto de 2001 en La Docta.

Estos últimos diez años, Los Redondos vivieron en el recuerdo imperturbable de sus vigentes feligreses.  

“Un vago de mil caravanas a punto de quedar a pie”

Unas 40 mil personas fueron testigos de la última aparición de Patricio Rey el 4 de agosto de 2001 en el Estadio Chateau Carreras. "Sintonizaron el alma de los tiempos que nos tocó vivir. Lo expresaron con un sonido y una lírica generacional impecable e interpretaron el desamparo de una multitud de jóvenes atormentados por el difícil arte de ser joven (vivir y amar) en la Argentina", explicó el periodista especializado Miguel Grinberg.

Al show le siguieron varios meses de silencio, hasta que finalmente, Skay y la Negra Poly anunciaron que "al menos por un tiempo", Patricio Rey permanecería en silencio. 


Maldición, fue un día hermoso, con un show impresionante de punta a punta. Un infierno encantador en la noche cordobesa. Patricio Rey volvía a una tierra en la que, si algo salía mal, la primera cabeza que rodaría iba a ser la del intendente cordobés. Todo resultó dentro de los carriles festivos del rock Trapos, cantos, fervor y 40 mil sienes ardientes. En plena época de crisis y violencia social, esos tipos fueron felices, con la convocatoria rockera que históricamente fue una resistencia heroica. Nadie sabía que se trataba de la última vez que tocaban juntos.

“Unos pocos peligrosos sensatos”, fue el tema que abrió el recital, y le siguió “El pibe de los astilleros”. El último registro de consola fue “Un ángel para tu soledad”, posterior a Jijiji. Sin embargo, el último de todos no fue grabado y –místicamente, una vez más- tocaron “Un tal Brigitte Bardot”. "Las Bandas son chicos de barrios desangelados, que no saben de discotecas para modelos y estrellas de rock, ni de autos locos, ni de navidades artificiales". Lo dijo el Indio. Contracultura. Fueron, son y serán, Los Redondos. 


El fin es el primer paso del nuevo principio

Hace una década se bajaron y no se sabe si algún día volverán a dar misa. Recordar es la única celebración que parece posible. Y, de pura suerte, tanto el Indio como Skay y el resto de los muchachos, brindan su arte por separado. El 2 de noviembre de 2001, formalizaron la disolución.

Desde ahí, Skay editó cuatro discos junto a Los seguidores de la diosa Kali: A través del mar de los sargazos (2002), Talismán (2004), La marca de Caín (2007) y ¿Dónde vas? (2010). El Indio hizo lo propio con El tesoro de los inocentes (Bingo Fuel) en 2004, Porco Rex en 2007 y El perfume de la tempestad en 2010. 

Por Diego Pintos @diegopintos

Fuente:ElArgentino.Com/Videos:YouTube

Páginas vistas en total