Buscador

Traductor

El día que Nirvana modificó para siempre el rumbo del rock

Hace 20 años, en Seattle, Nirvana colgó Nevermind, de las bateas en las casas de música. Después de eso, nada volvió a ser como antes. Hubo una ruptura, de alta crudeza y violencia musical. Un desquicio controlado, y además, hubo hits. ¿Qué más se puede pedir? Cinismo musical: nada importó más que Nevermind. 


En 1991 algo ocurrió. Fue un golpe tan fuerte, que cimbró en el resto del planeta musical. Si bien no fue medido en escala Mercali, se supo dónde fue el epicentro: Seattle, Estados Unidos. Fue el año en el que explotó el punk-rock devenido en grunge.

Los indios de aquella tribu eran Sonic Youth, Pearl Jam, Soundgarden, y hasta los Mötley Crue (de esencia glam) que se animaban a tocar Anarchy in the UK, de los Sex Pistols. Sin embargo, todo cambió cuando Nirvana publicó Nevermind y corrió como reguero de pólvora.

Nunca mejor dicho, porque en aquellos años existía una suerte de inquietud tensa y ansiosa de una gran masa de jóvenes a nivel mundial, que estaban precisando algo, y no se sabía bien qué era. Hasta que ocurrió.

Vale decir que esas masas de jóvenes estuvieron siempre, en forma cíclica, a lo largo de la historia del mundo rockero. Primero se saciaron con Elvis, luego The Beatles, The Rolling Stones, Woodstock, etcétera. Pero esta vez, la movida no venía de paz y amor. Sino más dark, introspectiva, alienada, antisocial, solitaria. Una historia de remeras negras, caras cubiertas por pelos muy largos y pensamientos trascendentales.

Allí fue cuando Nirvana le puso música a todo ese movimiento. Tenía olor a adolescencia, ¡claro que lo tenía! Era un grito desgarrado que nadie sabía bien cómo gritarlo. Hasta que Kurt Cobain detonó con el impacto impresionante de Smells like Teen Spirit. Más pesado que todo lo pesado consabido hasta ese momento. Sin embargo, la locura de los estribillos se equilibraba con la calma esquizofrénica del bajo de Novoselic y la infernal potencia de Dave Grohl. Una explosión controlada, o no tanto.



Más tarde se supo que ese disco le arrebató el primer puesto a Michael Jackson y su Dangerous. Se vendieron 25 millones de copias en todo el planeta, y muchas más se trucharon en mp3, o en su momento, en cassettes, grabados de regrabados.

Resulta curioso que Grunge se traduzca como Basura, o Suciedad. Y no es curioso por la veracidad de la traducción, sino por el simple hecho de denominar como Chatarra a semejante quiebre cultural. Aunque esa basura no resulta una cosa poco cierta si se investiga sobre los sonidos que consiguió Nirvana por aquellos años.

Esa convergencia de distorsiones y guitarras que el rubio utilizó lograron un sonido inédito hasta ese momento. No se puede decir que Cobain fuese un virtuoso de la guitarra, pero es indudable que su sonido contribuyó a definir el movimiento que impregnó toda la escena indie.



Cobain utilizó unas 60 guitarras, tanto en directo como en estudio. Y tenía la costumbre de destrozar todo su set al final de cada actuación. Ese torbellino llevó a que la poderosa discográfica Geffen, los tentara a grabar con ellos. Así surgió Nevermind, casi sin apoyo de la disquera. Y cuando fue presentado en vivo, Kurt bromeó: "Hola, somos unos vendidos al rock corporativo de compañías grandes". De ahí surgió la lucha interna –luego exteriorizada- de todo el grupo casi escupiendo en la cara a la fama, el dinero, los grandes hotreles, las fiestas, las empresas discográficas y las cademas musicales de TV, como MTV.



Nevermind significó cinismo. A Cobain le gustaba este título porque era un reflejo de su actitud en la vida y porque era gramaticalmente incorrecto. La polémica portada mostraba un bebé buceando hacia un billete de un dólar atrapado en un anzuelo, en clara alusión a que desde el principio de la existencia, el humano corre tras el capitalismo salvaje. El bebé de tres meses fue Spencer Elden, hijo del amigo del fotógrafo, Rick Elden.



El sencillo principal "Smells Like Teen Spirit" fue lanzado el 10 de septiembre, y el simple "Come As You Are" sería la canción que lograría ganar mayor atención en el público. El disco voló literalmente de las bateas. Recibió el disco de oro y de platino, pero la banda estaba, relativamente, desinteresada en el éxito. “Me importa una mierda éxitos como ese. Era bueno, supongo", dijo Novoselic.



Después explotaron los singles "Lithium" e "In Bloom". Las texturas entrelazadas, los cambios de humor, las letras y juegos de palabras, sumado a los violentos riffs, crearon un plato imposible de ser rechazado, por la originalidad que tenía. Alcanzaron el potencial necesario para hacer un álbum que derribase a cualquier otro. Rompió las barreras musicales, expandió los límites a terrenos desconocidos hasta ese entonces, abrió puertas celosamente cerradas, ¿qué más se le puede pedir a un disco?



Lista de canciones



    Todas las canciones escritas por Kurt Cobain excepto donde sea indicado



    "Smells Like Teen Spirit" (Cobain/Grohl/Novoselic) 
    "In Bloom"

    "Come as You Are"

    "Breed"

    "Lithium"

    "Polly"

    "Territorial Pissings"

    "Drain You"

    "Lounge Act"

    "Stay Away"

    "On a Plain"

    "Something in the Way" 

Por Diego Pintos @diegopintos

Fuente:ElArgentino.Com/Videos:YouTube

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico