Buscador

Traductor

Una sex symbol que se cree una chica normal

Yamila Díaz-Rahi nació en Buenos Aires, es de ascendencia española y libanesa pero fue descubierta por un cazatalentos de Milán y desde entonces cautiva al público en todo el mundo, aunque aquí sepamos muy poco de ella. Para conocerla, te mostramos sus fotos, miralas.


Mientras muchos afirman que se trata de una sex-symbol, ella insiste con que es “una chica normal”. Yamila Díaz-Rahi estudiaba Economía en Buenos Aires en 1996, hasta que se tomó unas vacaciones en Uruguay y fue descubierta, en Punta del Este, por un cazatalentos de una agencia de modelaje Milán. A partir de ese día, la historia de su vida cambió por completo.

De ascendencia española y libanesa, su padre era médico y su madre era administradora de atención de salud. Después de trabajar en Milán por unos cuantos años, apareció en 1999 en el Sports Illustrated Swimsuit Issue y en la portada de la revista por primera vez en 2002 y nuevamente en 2006. En la portada de 2006, ella aparece con varios otros modelos de un "All-Stars" especial.


Díaz-Rahi también ha aparecido en la portada de revistas como GQ, Glamour, Maxim, Elle, Shape. También fue una de las modelos en el catálogo de Victoria's Secret, y en los anuncios de bebe, el perfume de Ungaro Fleur de Diva, Replay jeans, y otros productos.


Ella fue la primera "Latin spokesmodel" en la historia de CoverGirl. Díaz-Rahi también protagonizó la película italiana Il pesce innamorato en 1999.


A pesar de haber ocupado decenas de portadas en revistas como “Harper’s Bazaar”, “Elle” y “Marie Claire” y de haberse convertido en el primer rostro latino de “Cover Girl”, esta espectacular modelo argentina continua siendo un misterio.


Cuando los editores de la revista de deportes “Sports Illustrated” decidieron publicar el "Hall of Fame 2004" de su edicion de “Swimsuit” no tuvieron dudas de que la modelo argentina debía ocupar un importante lugar en su impresionante -e irresistible- galería de estrellas.

Actualmente vive en Nueva York, en Chelsea, junto a su novio, un artista italiano llamado Giuliano, al que conoció en Italia cuando ella estaba comenzando su carrera y el trabajaba como asistente de fotógrafo. Para tristeza de sus miles de admiradores, la pareja continúa feliz y enamorada. El resto del mundo, entonces, tendrá que contentarse con seguir fantaseando con Yamila a la distancia, a través de sus fotos. (ElArgentino.Com)

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico