Buscador

Traductor

La chica de los encantos que puede salvar a la Selección

El equipo de Batista no encuentra respuestas dentro de la cancha, y su máxima figura, Lionel Messi, está contrariado anímica y futbolísticamente, y hasta se peleó con Nicolás Burdisso. Por eso, para despertar al mejor del mundo, Argentina necesita una mano de su novia, Antonella Roccuzzo, capaz de cambiar el ánimo de la Pulga. Mirá las fotos.


La Selección argentina no encuentra respuestas futbolísticas ni anímicas, dentro y fuera de la cancha. A la deriva, el equipo dirigido por Sergio Batista no halla el rumbo y sus jugadores, la mayoría estrellas, empiezan a generar los primeros cortocircuitos, como lo evidenció el reclamo de Nicolás Burdisso para con la máxima figura, Lionel Messi, a quien le recriminó: "Pendejo, la última pelota se corre".

Entonces, ante tal desconcierto, la solución más cercana podría ser un solo del mejor del mundo, una genialidad de Messi que no pueda ser interpretada por ningún rival y que lleve a la Selección a conseguir su primer triunfo. Sin embargo, el rostro de la estrella del Barcelona cuando se consumaba el empate ante Colombia no deja muchas esperanzas: Leo estaba desahuciado, indignado y desesperanzado. Algo en su caracter habitual estaba ausente.

Por eso, la única esperanza del equipo argentino quizás no esté dentro del campo de juego, sino en las tribunas. Antonella Roccuzzo, la novia de toda la vida del rosarino, es la única que puede cambiar el ánimo del mejor de todos, que por lo visto en los dos primeros partidos parece contrariado. Si Antonella logra cambiar la actitud de La Pulga, quizás la historia de un vuelco de 180 grados.

La pareja tiene muchos años, pero en el último tiempo se puso en duda a raíz de la cantidad de vedettes y mujeres mediáticas que se adjudicaron una noche con el 10 del Barça. Xoana González, por ejemplo, ex integrante de Soñando por Bailar, fue una de las que dijo haber estado con Leo en un boliche, aunque al final reconoció que no pasó nada para la tranquilidad de Anto.

Sabrina Ravelli es otra de las que aseguró haber compartido con la Pulga momentos de intimidad, en especial a través de un videochat, y que le mandaba flores para conquistarla. Hasta el abuelo de Messi llegó a decir que su nieto se había separado de Antonella, pero Leo lo desmintió: "Lo que salió es mentira. Que la gente opine y diga lo que quiera", aseguró.

Messi conoce a Roccuzzo desde que tenían cinco años. Ella es la prima de uno de sus mejores amigos y las familias de ambos también se conocen bien. Ahora, con la Selección en estado crítico, es momento que Anto, la chica que mejor conoce a Leo, lo despierte de su letargo futbolístico con un cambio de actitud y esperar que la Pulga nos regale un título después de 18 años de espera.  (ElArgentino.Com)

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico