Buscador

Traductor

Éxtasis y alcohol

La cantante británica Amy Winehouse, quien fue hallada sin vida ayer en su casa londinense, murió tras ingerir gran cantidad de pastillas de éxtasis y alcohol, deprimida tras la ruptura con su novio Reg Traviss.


Según informó hoy el dominical inglés Mail on Sunday, citado por la agencia Ansa, Winehouse, de 27 años, estaba "devastada" desde su separación con el cineasta Traviss, de 34.

El reporte indicó que la pareja, que había comenzado la relación en enero pasado, se separó debido a las adicciones de la cantante a las drogas y el alcohol.

El Mail on Sunday informó además que la estrella del soul murió tras ingerir un cóctel de éxtasis y bebidas alcohólicas, aunque Scotland Yard tiene previsto dar a conocer los resultados oficiales de la autopsia e indicó que las causas de muerte son aún inexplicables.

Tras el fallecimiento de la cantante, un centenar de músicos, celebridades y estrellas del mundo del espectáculo rindieron homenaje a Amy, en comunicados y mensajes emitidos a través de las cuentas de redes sociales Twitter y Facebook.

Fuera de la vivienda de Winehouse, en el barrio londinense de Camden, un centenar de ramos florales, velas y cartas fueron dejados por admiradores de la vocalista, ganadora de cinco premios Grammy y que debió cancelar una gira europea por sus adicciones. (Télam)

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico