Cookman y el ABC para conquistar Estados Unidos

El productor discográfico Tomás Cookman, uno de los hombres que introdujo el rock latino en los Estados Unidos, consideró que el público angloparlante busca "el sonido diferente y novedoso" y aclaró que el crecimiento en ese mercado "se sostiene con grandes artistas y grandes discos".


Cookman es el hombre que introdujo a los Fabulosos Cadillacs, Manu Chao, Los Tres, Los Auténticos Decadentes, Plastilina Mosh, Nortec Collective, Aterciopelados y otros artistas latinoamericanos en el mercado estadounidense, sin necesidad de pedirles que cantaran en inglés, cambiaran su sonoridad o su idiosincrasia.

Nacido en Nueva York e hijo de portorriqueños, Cookman vivió varios años en Buenos Aires y acá conoció a los Fabulosos Cadillacs, con quienes decidió trabajar.

"Cuando los escuché en Buenos Aires dije: `más gente debe escuchar a los Fabulosos` y con ellos empezamos una gira en combi por bares de varias ciudades de Estados Unidos", explicó el productor "El León" y "Rey Azucar".

"En su primera gira norteamericana, durmieron todos en el piso en casa y con la combi recorrimos muchas ciudades donde tocábamos en bares y todo tipo de lugares, aunque fueran chicos", añadió.

Cookman cree que el crecimiento del rock latino en Estados Unidos se debe a que "hay muy buenas bandas para mostrar y hemos encontrado muchas audiencias diferentes para que toquen".

Luego de varios años de trabajo, Cookman logró salir del circuito de inmigrantes latinos y hoy sus artistas tocan en ciudades como Boston, Nueva York, Michigan, Detroit, Minneapolis y Seattle.

"Si tocás siempre ante latinos es como tocar en casa, pero si conseguís fans de habla inglesa es mejor, porque funciona el boca en boca y se propaga el efecto entre los locales", precisó.

En ese camino, los artistas y Cookman lograron que grandes festivales como el Lollapalooza, Coachela y Bonnaroo abrieran espacios para el rock latino.

"En la última edición del Bonnaroo, sus productores nos cedieron un escenario para bandas latinas y el Wall Street Journal, en su lista de 11 recomendaciones, incluía 7 bandas latinas que nosotros llevábamos", señaló.

Como clave de su búsqueda, Cookman -también productor de los mexicanos Maldita Vecindad y del argentino Fidel Nadal- dijo que apunta a que "el inmigrante latino disfrute de sus artistas, se conecte con su país por un rato y también que interese al estadounidense que no entiende ni una palabra de lo que canta el vocalista".

Cookman consideró que una de las claves para entrar en el mercado norteamericano fue "que el rock latino sonaba distinto, diferente al rock anglo. Tenía una parte rítmica poderosa, la mezcla de rock con merengue, reggae, el ska y la salsa".

"Pero además estaba bueno porque había muchas bandas de diferentes géneros y grandes canciones, grandes discos y esas bandas realizaban muy buenos shows", agregó.

"Es importante el tema de la calidad artística -detalló Cookman-, hace años que hablo con productores, programadores de radios, periodistas de muchos medios de habla inglesa, que ya me conocen y esperan ansiosos lo que les voy a llevar, llegan los discos de la productora e inmediatamente los están escuchando para ver qué onda. Consideran que el rock latino tiene mucha calidad".

Desde su discográfica National Records, Cookman se propuso imitar a sellos indies como IRS Records, Sub Pop y Def Jam y por eso ha editado al combo electrónico mexicano Nortec Collective, a los venezolanos Amigos Invisibles, a la rapera Ana Tijoux, a los Choc Quib Ciudad, a los Pinker Tones y ahora representa a los ex Talking Heads, Tom Tom Club.

En materia de recomendaciones para conquistar Estados Unidos, Cookman es muy claro: "se requiere mucho esfuerzo y mucha humildad.

Igualmente en la mitad de la gira yo me doy cuenta si la banda va a funcionar en el mercado".

"Aquellas que son bandas grandes en sus países y que tocan para miles de personas, tienen que pensar que las primeras veces en Estados Unidos van a tocar en lugares chicos, llevar un solo instrumento y rodar casi sin plomos", añadió.

Y ejemplifica: "Los Cadillacs, La Ley, Manu Chao y Babasónicos trabajaron duro y hoy tocan para miles en cualquier ciudad estadounidense, pero además funcionan bien en el mercado anglo, sin cantar en inglés". (Télam)

Páginas vistas en total