Slayer tocará el 5 de junio en el Luna Park

La banda Slayer, pionera del thrash metal y con tres décadas de trayectoria, concretará el 5 de junio en el estadio Luna Park su cuarta visita a la Argentina después de cinco años de ausencia.


A lo largo de la presentación en el estadio ubicado en Corrientes y Bouchard, el cuarteto estadounidense tocará temas de su más reciente disco "World painted blood" (2009) y las composiciones emblemáticas de sus álbumes más resonantes como "Christ illusion", "Good hates us all", "Diabolus in música" y "Divine intervention".

Ese mismo repertorio forma parte esencial de las listas que la banda viene ofreciendo en una gira sudamericana en la que por primera vez están llegando a encontrarse con el público de Brasil, Costa Rica y Perú.

Slayer se formó a principios de 1981 cuando Kerry King conoció a Jeff Hanneman mientras estaban haciendo pruebas para entrar en una banda de heavy metal. Ambos contrataron al vocalista y bajista de origen chileno Tom Araya y al baterista cubano Dave Lombardo para darle nacimiento a la banda.

Desde entonces, Slayer junto a Metallica, Overkill, Anthrax, Megadeth y Exodus, entre otras expresiones, aportaron aires nuevos para el heavy metal, endureciéndolo y dotándolo de más fuerza, rapidez y hasta de violencia musical.

"Cuando empezamos hace 30 años no creíamos que íbamos a llegar adonde estamos ahora. Pero ha sido un viaje increíble, del que estamos muy orgullosos", señaló Araya en una entrevista telefónica con Télam.

Al reflexionar acerca del paso de Slayer por la escena musical, el instrumentista apuntó que "si existen bandas que siguen nuestro estilo es porque algo bueno hicimos".

-¿Cómo ves el presente del heavy metal en el mundo? 
-Lo percibo más actual que nunca. Pero si tuviera que responder por nuestra experiencia, diría que Slayer lleva 30 años en esto y nunca ha parado.

-¿Qué pensás del “revival” del thrash metal? 
-No me sorprende porque hay muy buenas bandas por todo el mundo y ahora hay más difusión que nunca. Diría que el género siempre recibe bien a los nuevos valores.

-¿Cómo viven el hecho de volver a actuar para el público argentino? -Volver a Argentina es regresar a uno de los públicos más fieles del metal y también a uno de los países donde existen mayor buena cantidad de bandas de los más diversos estilos.

-En materia de presentaciones ¿Cómo fue compartir el escenario en la gira Big 4 que unió a Slayer con Megadeth, Metallica y Anthrax? 
-Fue una muy buena experiencia. La pasamos realmente bien, hubo una competencia sana, de esas que te hacen brindar lo mejor en todo sentido, y un público fantástico que siempre acompañó la propuesta. Tal vez algún día lo repitamos y ojalá podamos acercarlo a la Argentina.

-¿Cómo está el guitarrista Hanneman de la infección que lo aqueja a raíz de la mordida de una araña? 
-Mucho mejor y sigue luchando. La suya es una lucha a largo plazo y rescato especialmente que volvió a tocar la guitarra.

Anímicamente es un gran adelanto para él.

¿Y cómo fueron los shows en los que participaron Gary Holt, de Exodus, y Pat O´Brien, de Cannibal Corpse? 
-La verdad es que los dos son grandes músicos y se adaptaron perfectamente a nosotros. Con Gary (Holt) no tuvimos ningún problema y con Pat (O`Brien) fue un placer enorme trabajar.

-¿Están pensando en material nuevo? 
-No, la verdad es que no. En estos momentos toda nuestra energía está canalizada en la gira y ésa es nuestra prioridad.

Después del tour nos pondremos a trabajar en el nuevo disco, pero no nos gusta hacer las cosas por la mitad, sino concentrarnos en una a la vez.


 Fuente: Télam.

Páginas vistas en total