John Fogerty dio una lección de rock y country en el Luna Park

El legendario cantante, autor y guitarrista John Fogerty, exlíder de la mítica Credence Clearwater Revival, ofreció anoche un concierto de dos horas en el que entregó una clara lección del rock, country y blues, ante un estadio Luna Park colmado de fans.


En su desembarco en la Argentina después de 40 años de carrera, Fogerty mostró que sus canciones de la época de Credence -en su mayoría- y algunas de su etapa con The Blue Ridge Rangers, no tienen fecha de vencimiento y mantienen una descomunal vigencia a pesar del paso del tiempo.

Verdaderos "himnos" del rock y el country del estilo de "Mirando desde la puerta de atrás", "Banda viajera", "Quien parará la lluvia", "En la esquina", "Doblando la curva", "Ramble Tamble", "Corriendo a través de la jungla", "Campos de algodón" y "Especial de medianoche", marcaron los climas de la velada.

Mientras que "Born on the bayou", su versión personal de "Pretty woman" y "Moddy River", le dieron el toque de distinción ante un público fervoroso que no dejó de cantar y aplaudir cada una de las composiciones.

El músico norteamericano estuvo acompañado por una excelente y compacta banda integrada por el experimentado y arrollador baterista Jay Bellerose, junto a jóvenes y eficientes músicos como Buddy Miller y Hunter Perrien en guitarras, Demis Crouch en teclados y Chris Charey en bajo.

Todos comandados por los solos de guitarra (cambió varias veces el instrumento a lo largo de la noche) del "eterno" Fogerty, que mantiene el brillo de su época de esplendor y su inconfundible voz.

El músico se dio el gusto de interpretar algún tema de su carrera solista como "Don`t you wish it was true", despidiéndose con nuevas versiones del repertorio de Creedence como "Hasta que pueda ver la luz", "Orgullosa Mary", "Porterville" y "Río verde", para la merecida ovación multitudinaria.

"Que Dios los bendiga, los amo mucho", fue el piropo que Fogerty le regaló a la gente y mostró su generosidad al obsequiarle una guitarra autografiada a un joven que había vendido la suya para comprar la entrada del show.

La espera de casi 40 años para poder verlo en Buenos Aires no fue vana. John Fogerty pasó por esta ciudad con una perfomance admirable que demuestra por qué se mantiene vigente con el paso de los años.
Por Luis Digiano.

Fuente: Télam.

Páginas vistas en total