Dread Mar-I conquistó el Luna Park

El último fenómeno del reggae local llegó con un doblete al Palacio de los Deportes porteño  El último fenómeno del reggae local llegó con un doblete al Palacio de los Deportes porteño.


Como un saltimbanqui rasta, Dread Mar-I repiquetea por el escenario del Luna Park cantando un reggae clean que no habla de marihuana, ni de rastafarismo, que es reggae por su forma pero en contenido encierra la complejidad de un artista que no cuadra en la ortodoxia de su género y despierta el fanatismo de los grandes cantantes melódicos.


Apoyado en un grupo en el que predomina el saxo y la guitarra, una ecuación rítmica heredada de la tradición del rock nacional, Dread-Ma canta canciones de amor en las que asegura que para amar a otro hay que amarse a uno mismo primero, y avanza en un camino paralelo a Fidel y Los Cafres, más cercano a los Cadillacs y Los Abuelos de la Nada en su estructura sonora, y a Los Pericos de la era Bahiano por su forma personal de cantar y su carisma individualista. Un fenómeno primo de Las Pastillas del Abuelo: independiente, periférico y popular.


Es un error pensar que el hit "Tú sin mí" (¿"El sensei" de Dread-Ma?), fue lo que lo trajo hasta su primer Luna Park (agotado; esta noche repite). En los últimos seis años, con cuatro discos editados, ha conquistado todos los espacios camino a convertirse en un artista de estadios -Niceto, Gran Rex, ahora el Luna- y, al mismo tiempo, parece habérselas ingeniado bien para construir un repertorio lo suficientemente sólido y extenso -su set es de ¡39 canciones!-, con puntos altos en "La fe", "Mi amor", "Más allá de tus ojos" y "De lejos".


El show, de una puesta enorme para un solista reggae de acá -con pasarela hacia el campo y varias pantallas de leds-, está dividido en tres partes en las que el cantante va apareciendo en diferentes gamas de camuflado. 


Su reggae-lover en la escuela Gregory Isaacs, Jacob Miller, o el más contemporáneo Luciano (que recomienda la música de Dread Mar-I desde las pantallas), le deja mucho lugar a una especie rara de bolero-ska, como "Así fue" o "Amor eterno", un perfil de bolerista mexicano y kitsch que Dread-Ma adopta con seriedad y transforma en su arma secreta, lo que cautiva a las nenas de todas las edades, la clave de su masividad y eso que lo pone más cerca de Luis Miguel y Cristian Castro que de Bob Marley.


Por Juan Ortelli 

Mirá la lista de temas: 
 
"Arbol sin hojas"
"Libremente (Tranquilo)"
"Si te busco"
"Hablan"
"La fe"
"No corras"
"El malvado"
"Mi amor"
"Nena"
"La luz y la ilusión"
"Castigo"
"Así fue"
"Moisés"
"Más allá de tus ojos"
"Ghetto"
"Aprenderé"
"En vano"
"Verías que el amor"
"Amor eterno"
"Lluvia, nubes, tristeza"
"Migajas"
"Sálvame"
"Vos y tu maldad"
"Riquezas"/"Otoño"
"Frío"
"Angel Castro"
"Tu desamor"
"De lejos"
"Tú sin mí"
"Aunque digan"
"La verdad"
"Guide Light"
"Donde estés"
"No convencerán"
"Soldado"
"Principio y fin"
"No te amo"
"Promesas"
"Inspiración"

Mirá las Fotos del Show:







Fuente: Rolling Stone Argentina.
Fotos: Emiliano Rodriguez.

Páginas vistas en total