Chaqueño Palavecino: “El hecho de cantar te hace distinto”

Indudable número uno del folklore en términos de convocatoria, mantiene un intenso ritmo de actuaciones en festivales por todo el país. Franco y directo, habla de sus comienzos y de la imposibilidad de poder frenar o enfermarse. 


Oscar Esperanza Palavecino nació en el paraje salteño Rancho e’ Ñato, una especie de vértice en el que se juntan la Argentina, Paraguay y Bolivia. De allí partió a Tartagal donde empezó paralelamente con dos carreras: la de conductor de micros de larga distancia y la de cantor de folklore. A medida que recorría las rutas del Noroeste, Oscar, ahora conocido como el Chaqueño Palavecino, consolidó su carrera musical.

Caracterizado como gaucho, subió escenarios, recorrió peñas, grabó discos y se convirtió en uno de los artistas más convocantes de los festivales nacionales y una de las figuras más importantes del folklore argentino. Su voz tiene las marcas características de los cantores del chaco salteño profundo, y sobre el escenario despliega un carisma que provoca una especie de fascinación eufórica en el público.

El Chaqueño lleva grabados 15 discos y está trabajando en uno nuevo. Mientras espera subir a cantar, se encierra en el camarín y trata de localizar a algún músico para “repasar algún temita”. Charla muy tranquilo, pero con la bombacha y el sombrero listos para el escenario.

¿Le cansa el ritmo de los festivales?

–No, de los festivales no. Vivimos viajando, vivimos sobre el escenario, vivimos con gente. Hay un momento que sí, cualquiera se cansa, los viajes te agotan, pero eso no quiere decir que el festival te canse. ¡Si no tenés ganas de cantar te tenés que retirar! O elegís ser cantor de amigos, ser cantor de peñas o de festivales. Los viajes son todos agotadores.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino 

Fuente: Tiempo Argentino.

Páginas vistas en total