Buscador

Traductor

Musimundo cierra y el formato físico cae en ventas

Ya lo sabemos: la principal disquería del país fue comprada por una cadena de electrodomésticos; ¿dónde comprás tus discos? Opiná 


Alguna vez, el escritor inglés Nick Hornby escribió una defensa de las disquerías que concluía con una advertencia: "Seguí bajando música y ahorrate unos mangos. Ese ahorro te costará una carrera, un montón de buenos amigos, un gusto musical y, eventualmente, tu alma. Las disquerías no pueden salvar tu vida. Pero pueden darte una mejor".

A todas luces, el manifiesto antidownloading del autor de Alta fidelidad resulta exagerado a la hora de contar la venta de Musimundo y su futura reconversión en una casa de electrodomésticos. Hornby destaca algunas de las ventajas de las disquerías frente a los Taringa! de este mundo: conocer un disco del que no tenías idea gracias a un consejo del vendedor o formar una banda a partir de un aviso pegado en la cartelera del lugar. En el caso de Musimundo, está claro que las probabilidades de toparse con una joya oculta en las bateas guiado por los chicos del mostrador eran tan escasas como las de descubrir un secreto de la cocina gourmet en Coto. Sin embargo, no deja de causar un poco de escozor que la cadena más emblemática de venta de música de la Argentina en las últimas tres décadas haya pasado a manos del grupo Megatone y su futuro inmediato sea reconvertirse en un competidor de Frávega y Garbarino.

Si bien desde hace varios años Musimundo había dejado de lado la exclusividad musical para sumar una amplia oferta de películas, libros y artículos de electrónica (de hecho, la venta de música representaba apenas el 20 por ciento de la facturación, mientras que la de electrodomésticos alcanzaba el 50), su reconversión significa un golpe casi de KO para la industria musical local y para los sellos que siguen apostando a la venta de música por vías legales.

Detrás de la compra de Musimundo se encuentran las firmas chaqueñas Carsa y la santafesina Electrónica Megatone, que son los principales socios de la Red Megatone y, juntas, desembolsaron 15 millones de dólares en los primeros días de febrero para quedarse con la empresa. Con la compra, los nuevos dueños ya aclararon que con la compra buscan posicionarse en la Capital Federal y el Gran Buenos -donde funcionan la mayoría de las 45 sucursales, que aportan el grueso de los 500 millones de pesos que facturó la cadena en 2010- y adelantaron que su intención es transformar los locales que conserva Musimundo en sucursales tradicionales de Megatone, en las que la venta de discos ocupa un lugar secundario frente a las pantallas de LCD, los lavarropas y las heladeras no frost. En el caso específico de la marca, todavía no hay nada definido y la supervivencia del nombre Musimundo dependerá de los resultados de un estudio de mercado que ya fue encargado.

"La idea no es dejar de vender discos, pero sí expandir la oferta electrónica", explica una fuente cercana a los compradores. Mientras tanto, Yenny/El Ateneo queda como la mayor disquería/ librería, con un total de 44 locales repartidos en todo el país. La tarea que tiene por delante la gente de Megatone, de todos modos, no es fácil. La decadencia de Musimundo es previa a la popularización de los mp3 en la Argentina y data de la época en que la cadena fue adquirida por el ,fondo de inversión Exxel Group.

De la mano del empresario uruguayo Juan Navarro -un ex director del Citibank que, en su paso por el banco, negoció con el Gobierno de Carlos Menem la reestructuración de la deuda externa argentina-, en la década del 90 el Exxel se fue quedando con varias marcas clave en la vida cotidiana de los argentinos, como Freddo, Havanna, Supermercados Norte y Casa Tía. En el caso de Musimundo, a fines de 1998, el Exxel le pagó a Natalio Garber (fundador de la cadena de disquerías) nada menos que 235 millones de dólares. Cuatro años después, el fondo le tuvo que dejar la empresa a sus acreedores, liderados por un grupo de bancos, a cambio de los 250 millones de dólares que arrastraba Musimundo.

En 2003, otro fondo de inversión, el Pegasus Capital, se alzó con el control de Musimundo. Pegasus se especializó en comprar empresas que habían quedado muy golpeadas por la crisis de 2002, como Freddo o Aroma, y en la mayoría de los casos obtuvo buenos resultados. Sin embargo, en el caso de Musimundo, a los problemas de gestión e imagen que se prolongaron desde su paso por el mundo Exxel, se sumó el cambio radical que vivió la industria musical en los últimos años.

Según Capif, en la última década las ventas de discos en la Argentina "cayeron un 43 por ciento" y sólo en la comercialización de soportes físicos no autorizados "el mercado local perdió el 60 por ciento de su facturación". Todo indica que el futuro de los discos como soportes físicos pasará, por un lado, por las disquerías especializadas, las cuevas de importados (que continúan convocando a los melómanos de alto poder adquisitivo) y las bateas de las farmacias; y, por el otro, por la piratería, en los compilados de mp3 on demand que se venden en las estaciones de trenes, las veredas y los mercados persas.

Por Alfredo Sainz 

Otras que cayeron
Tower Records: La cadena californiana llegó al país en 1997, de la mano del empresario Eduardo Costantini. De todos modos, su debut fue bastante accidentado, con los invitados afanándose los CD s de las bateas. El último local cerró a fines de 2003. Donde estaba su local más emblemático, en Santa Fe y Riobamba, hoy funciona una sucursal del Banco Hipotecario.

Dromo: En 2003, a los dueños de Yenny y El Ateneo se les ocurrió la idea de que había lugar para una nueva cadena que combinara discos, libros y artículos de electrónica. En 2007, cerraron las puertas de su local central, ubicado sobre la calle Florida. Ahora ahí hay un Falabella.

El centro cultural del disco: Hace treinta años se atrevió a pelearle el liderazgo a Musimundo con un megalocal de tres pisos en pleno barrio de Congreso. Algo así como una Fnac pero en versión vernácula y ochentosa. Hoy, el edificio está ocupado por las oficinas administrativas del Casino Flotante.

¿Cuál es tu lugar favorito para comprar discos?

Fuente: Rolling Stone Argentina.

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico