Martín Redrado sobre Luli: "La relación la terminé yo"

El economista y ex director del Banco Central rompió el silencio y aseguró que la decisión de separarse de la vedette fue suya. "Tenemos tiempos diferentes. Ella tiene una ansiedad suprema, va en quinta mientras que yo la hago en segunda. Tenemos una hoja de ruta diferente", explicó. 


El economista y ex director del Banco Central, Martín Redrado, rompió el silencio y en una actitud poco digna de un caballero dijo que fue él el que decidió ponerle fin a su relación con Luciana Salazar.

"Tenemos tiempos diferentes. Ella tiene una ansiedad suprema, va en quinta mientras que yo la hago en segunda. Tenemos una hoja de ruta diferente", explicó.

"Sentí una gran presión por la foto que publicó para graficar nuestro vínculo. Fue su decisión publicarla. Yo no veía el tema del compromiso, pero alimentaba en Twitter algo que no coincidía con la realidad de la relación. No soy un hombre que exponga su vida privada ni que haga un reality show de ella, algo que Luciana está acostumbrada hacer. Es algo que me irrita profundamente", continuó el economista.

"El domingo hablamos y le expliqué que estamos en caminos diferentes y que no me iba a sumar a ese reality. Ella no lo tomó bien. Su deseo de compromiso, el querer conocer a mis hijos, eso no estaba en mis planes. No era el momento. Me divorcié hace un año, no estoy para un compromiso", dijo.

Además, Redrado descartó que haya vuelto con su ex esposa Ivana Pagés.

Luciana Salazar admitió la ruptura el domingo a través de Twitter. Allí habló de su desilución y dejó entender que lo que desencadenó la separación fue "una gran mentira".

"Amigos, quería decirles que estoy totalmente desilusionada. Me acabo de enterar de una gran mentira que me partió el alma. Una persona perversa", escribió la rubia.

"Es un día muy triste, pero decido ponerle fin a esta relación con Martín Redrado porque me desilusionó como hombre y ser humano", continuó.

Sin embargo, un día más tarde y con más tiempo para reflexionar la vedette escribió una carta en la que se despachó contra su ex pareja.

"Un sueño es bueno, solo cuando despertamos para saberlo. Lamentablemente desperté y me dí cuenta que había sido una pesadilla, que cada virtud que descubría en vos, terminaba siendo una calamidad. En el sueño te veía inteligente, pero al despertar me di cuenta que se puede tener inteligencia y ser un estúpido en lo emocional y hasta un imbécil en lo moral", escribió.  

Fuente: ElArgentino.Com
Foto: Archivo.

Páginas vistas en total