Benicio del Toro filma en La Habana

El actor puertorriqueño lleva más de una semana en Cuba totalmente concentrado en su primer trabajo detrás de las cámaras: el cortometraje "Yuma", una de las historias que integrarán el filme coral "Siete días en La Habana". 


Del Toro ha instalado el principal set de filmación de su corto en el emblemático Hotel Nacional de La Habana y desde ahí lo ha trasladado a localizaciones en bares, centros nocturnos y avenidas de la ciudad como la antigua Prado o al tradicional Malecón, que bordea parte del litoral.

Con el pelo largo, barba, informalmente vestido con "jeans" y una amplia camisa, el protagonista de "Traffic", "Che-El argentino" y "Guerrilla", observa en silencio los gestos y movimientos de los actores y después con palabras precisas pide repeticiones de secuencias antes de dar la definitiva orden de filmar en el vestíbulo, en un piso o en los jardines exteriores del hotel.

"Va muy bien, él (Benicio Del Toro) sabe como director lo que quiere y es exigente porque está acostumbrado a un nivel muy alto", contó el español Álvaro Longoria, representante de "Morena Films" que coproduce junto a la francesa "Full House" el proyecto "Siete días en La Habana".

Cada una de las siete historias que integran este filme y que dirigirán igual número de realizadores se corresponde con un día de la semana en la capital cubana. Aparte de Del toro filmarán Julio Medem, el argentino Pablo Trapero, Juan Carlos Tabío, Laurent Cantet, Elia Suleiman y el franco-argentino Gaspar Noé.

En el caso de "Yuma" (palabra con la que los cubanos llaman a los norteamericanos), la historia transcurre un lunes, cuando un actor estadounidense recién llegado a La Habana comienza la búsqueda de un sitio animado en la vida nocturna de la ciudad acompañado del conductor de un coche.

El elenco de actores bajo las órdenes de Del Toro incluye al estadounidense Josh Hutcherson y los cubanos Vladimir Cruz (coprotagonista junto a Jorge Perugorría de la famosa "Fresa y Chocolate"), la veterana Daisy Granados y Laura de la Uz, entre otros.

Longoria explicó que los primeros días de rodajes se produjo ese "shock cultural" entre los integrantes de un equipo español y cubano con un puertorriqueño al frente. "Pero él, tenía muy clara la historia que quería contar para su primera vez como director, una comedia en 15 minutos, y está fenomenal, muy divertida", señaló.

Pablo Trapero hará la historia del martes, titulada "Session Jazz", con el serbio Emir Kusturica en calidad de actor. El miércoles lo recreará Suleiman, quien no abandonará su práctica de ser actor de sus filmes.

Médem se enfrascará en "La tentación de Cecilia", una versión contemporánea de la novela costumbrista cubana del siglo XIX "Cecilia Valdés", de Cirilo Villaverde, y Noé tratará sobre un concurso de quinceañeras.

El francés Cantet volverá a rodearse de actores aficionados para contar el sábado habanero de una santera que, en cumplimiento de un sueño, emprende la construcción de una fuente para la deidad Oshún con la ayuda de sus vecinos.

El cubano Tabío cierra el proyecto con su habitual tono tragicómico. El personaje principal de su historia es una mujer que resuelve buena parte de su economía familiar elaborando tartas de cumpleaños después de sus consultas como psicóloga.

Cada uno imprimirá en imágenes los guiones que ha coordinado el escritor cubano Leonardo Padura, con los que sus creadores pretenden hacer una película con "originalidad", que no parezcan "siete postales" de La Habana sino "acercarse a la realidad" y al momento actual de esta ciudad. 

Fuente: ElArgentino.Com
Foto: Archivo.

Páginas vistas en total