Buscador

Traductor

“Las personas somos una bomba de tiempo”

Protagoniza "El Elegido" en Telefé y una obra teatral de Arthur Miller. Critica la tendencia a hacer las cosas más o menos, "que terminan en tragedias monstruosas como Lapa o Cromañón". De novio con una bailarina de tango, habla del amor a los setenta años. 


Lito Cruz quiere "una mimosa" y así se lo anuncia a una desconcertada camarera que pretende descifrarlo sin éxito. 

"Tráeme una copa de trago largo, hielo picado, un jugo de naranja y una botellita de champagne, pero todo por separado" pide, sin más explicaciones. 

En pocos minutos, bajo el recalcitrante sol de esta tarde de verano y una audiencia de señoras paquetas que lo miran con cholulez, Lito prepara su copa. 

No le importan que lo miren, es consciente de su altísima exposición ahora que protagoniza "El elegido" junto con Pablo Echarri en el prime time de Telefe. 

Pero su atención está puesta en el trago. 

"La mimosa me gusta con ciertas proporciones que sólo logro yo", se justifica. 

Está jocoso, pero también está apurado. 

Daniel Grinbank lo espera después de la nota, "y no se hace esperar al productor de la obra", advierte. 

La obra es "Todos eran mis hijos", un clásico de Arthur Miller que protagoniza junto con Ana María Picchio en el Teatro Apolo y que pone en escena los conflictos de una familia estadounidense golpeada por la Segunda Guerra Mundial. 

Pero Lito está convencido de que en realidad habla de algo más grande, algo que él ya tiene muy pensado, conceptualizado y hasta bautizado: "el masomenismo". 

Haciendo etimología desde el mero sentido común se deduce que el término proviene de "más o menos". 

Lito asegura que esa manía de hacer las cosas "más o menos" es la raíz de todos los problemas humanos contemporáneos y que Miller supo detectarlo cuando creó su personaje, un hombre que, actuando en propio beneficio, mata sin querer a su propio hijo. 

Está claro que no llegó para hablar del clima, "Gran Hermano" o la guerra del rating. 

Lito quiere hablar sobre el mensaje implícito en lo que hace y partir desde ahí hacia temas como el Gobierno y hasta el amor, el cual volvió a descubrir a sus 70 años. 

Pero antes de llegar a eso, precisa explicar con detalles su punto. 

"El masomenismo es Lapa, es Cromañon, es el micro que choca porque un chofer trabaja quince horas sin dormir, es el ‘no pasa nada’ que termina en tragedias monstruosas por no calcular las consecuencias de hacer las cosas más o menos. Mi personaje es víctima de su propia irresponsabilidad. Vivimos así, somos una bomba de tiempo", advierte

Por Denise Tempone.

Fuentes: 7 DÍAS/ElArgentino.Com
Foto: Florencia Daniel.

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico