Buscador

Traductor

La cantante del mundo

El 5 de marzo se presenta en la costanera sur en el marco del Personal Pop Festival. Llega con su disco nuevo, Sale el sol, cuyo corte de difusión, del mismo nombre, dedicó a su amigo Gustavo Cerati. Estrella sin igual. 


¿Y vos qué querés ser cuando seas grande? Yo quiero ser como ella, respondió desde su pelo ondulado con ganas de rulos, la mirada al brillo, la sonrisa retenida por el pudor, los pómulos a punto de explotar por esa sonrisa que se salía pero el pudor no dejaba. Y casi al mismo tiempo que señaló, centésimos de segundos después para que uno de los capos del taller tuviera claro que se trataba de la en ese momento rubia colombiana del poster, miró a la señora que lleva bien sus sesenta en búsqueda de la aprobación imprescindible si es que el sueño algún día quiere ser realidad.

El capo del taller respondió con una sonrisa que la señora miró con el asombro de lo nuevo. “Esa rubia debilidad”, dijo por lo bajo. Lo suficiente como para que sólo la señora escuchara, y con una sonrisa que los ojos del capo del taller delataron nueva, dijo copiando su tono: para nosotras es un roble. ¿Qué es un roble abuela?, se entrometió pelo ondulado con ganas de rulos en el nacimiento de una ilusión; la ilusión de los que saben que ya no se comerán el mundo, pero que quieren despedirse dando las hurras.

No me mire así, dijo sin recato la señora. ¿Cómo un señor como usted en un taller de restauración como éste tiene tamaño poster de Shakira? ¿Tamaño?, preguntó el capo. Y la carcajada llevó a pelo ondulado a esconderse detrás de su abuela; pareció más asustada al levantar la cabeza desde la espalda y ver que su abuela aprobaba la risotada con un elegante jajaja. No te asustes mi amor, le causó gracia la palabra que dije, tamaño, pero vos sabés que soy un poquito distinta, como Shakira.

-¿Le parece un poquito distinta nada más?

-¿Y para qué más?, respondió la señora con la altivez necesaria para provocar, con una picardía que en la cara de pelo ondulado pareció el descubrimiento de América.

¡Ay ustedes los hombres! ¡Tanto buscar lo original, lo distinto, lo nuevo, que se pierden lo lindo! Menos mal que tenemos a estas nenas –y con la mano vieja en la cabeza nueva, ambas se sonrieron- que están aprendiendo la lección. No se olvide que ni Madonna fue tan distinta como todos creímos. Lo que pasaba era que estaba todo tan almidonado que el que se ponía una camisa apenas planchada ya se destacaba. Pero ahora, que ya ni siquiera hace falta almidón para la ropa, que incluso hay prendas que ni necesitan planchado, destacarse es un poquito menos sencillo, creo. Madonna reinó mientras fue común confundir valentía con temeridad, algo que granjea grandes cantidades de dolor: ahí está Britney Spears. Yo no sé cuándo cambió eso, pero ya antes de que cayeran las Torres Gemelas Madonna no encontraba heredera. Shakira era incipientes, y Pies descalzos, oficialmente su primer disco, si quiere era más de lo mismo: una chica mona que trataba de imitar a la reina y le salía más o menos bien. Por eso le decía lo de las Torres: para mí que se hicieron juntas, digo, la época y Shakira. Porque el primer disco de ella que pega, a nivel mundial, es Servicio de lavandería, que casualmente es su primer disco en inglés. Y casualmente sale en noviembre de 2001. ¿No le parece muy extraño a veces como funcionan las cosas? Además el nombre, ¿no? Con las Torres todos sentimos como un momento de expurgación, o algo así, y esta chica viene a hacer Servicio de lavandería, ja. Y parece que lo hace bastante bien, porque de ahí no para. Ojo, no es que Shakira no existiera: ya había vendido millones de discos, con dos álbumes nada más la invitaron a hacer el Unpplugged en la MTV, que además fue el primero que se transmitió en directo en Estados Unidos de alguien cantando en español, o sea que no era la gordita que me acuerdo acá decían que era. No. Era una artista hecha y derecha. Pero usted sabe cómo es lo latino, ¿no? O por lo menos como era en esos años: inferior. Ahí la tiene ahora, es La cantante del mundo, no hay otra. Canción del Mundial, preferida en los ringtones mundialistas 2006, número puesto en cualquier festival para pretenda una buena repercusión de su causa benéfica; tiene los ojos del mundo en su cuerpo, y los tiene con deseo. Por ser como ella, por estar con ella. A Madonna los hombres le tenían un poquito de miedo. Shakira los llena de ilusiones.

Con la palma en la mejilla de pelo ondulado con ganas de rulos, en un movimiento suave cerró su boca de asombro, calmó sus ojos a punto de explotar por saber más y más de cómo sería ella de grande; su nieta le tomó la mano y se la apoyó en su corazón.

-¿Sabés qué quiere decir Shakira en árabe?, se acercó delicado el capo como si fuera un sabio en momentos, experto en su coronación si es que hace falta.

-No, dijo pelo ondulado negando con la cabeza.

-Agradecida. *  

Por Jorge Belaunzarán.

Fuente: Asterisco/ElArgentino.Com
Foto: Archivo.

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico