El destape de Ariana, de Gran Hermano

La morocha de 23 años que dejó la casa más famosa del país hace algunas semanas, se está recuperando de una reciente operación en la que se agregó pechos. Polémica y frontal, se peleó con su compañera de programa Rocío por una tapa de revista que tuvieron que compartir. 


Cuando estaba encerrada en Gran Hermano, Ariana flirteó con Martín Pepa. Lo que ella no sabía, y se enteró cuando salió de la casa, fue que en una conversación con sus amigos él había señalado que ella tenía pocos pechos y que “era mejor cuando no hablaba”. 

 
Herida en su ego, y quizás atendiendo la demanda de su ex compañero de convivencia, Ariana Fiorentino (23) se metió en un quirófano para someterse a una operación de implante de siliconas. Su ausencia por unos días de los programas de Telefe levantó sospechas sobre su estado de salud. 


 
“Me recuperé en muy poco tiempo. Es casi un milagro. Las chicas que se hacen esta operación tardan dos semanas a comenzar a hacer su vida de nuevo y el quinto día yo ya podía caminar. Incluso, me puse a hacer mis cosas: fui a hacerme las manos y depilarme, por ejemplo”, afirmó la joven, dejando en claro que  tras el cambio no dejó de hacer todo lo que considera importante. 

 

En el tiempo que estuvo en la casa más famosa del país, Ariana no se enteró de que Alejandro tiene disforia de género, manifestó su intención de que gane Natalí (fue expulsada la semana siguiente) y lanzó una frase desafortunada sobre la sexualidad, refiriéndose a Emiliano: “No se le nota ni un poco que es homosexual y por lo general eso es evidente. Parecía todo un hombre, tiene actitudes muy masculinas, de hecho especulábamos que estaba atrás de Solange. Me quedé helada con la noticia”, lanzó. 


 
Ariana también mantuvo un cruce con la revista Maxim. Invitada a ser la tapa de la edición de febrero, aceptó y se puso muy contenta. Hasta que algo le quitó su sonrisa: “Mi intención era que si iba a hacer una tapa erótica la iba a hacer sola. Pero mi mamá me llama y me cuenta que también está Rocío”. La situación la enojó tanto que ahora asegura, tajante: “Yo no trabajo más para Maxim”.




Fuente: El Argentino.Com
Fotos: Revista Maxim/El Bazar del Espectáculo

Páginas vistas en total