Recordando a Tavo: "Sobrepasaba Los Piojos"

Sus compañeros Piti Fernández, Sebastián "Roger" Cardero y Pablo Guerra recuerdan al guitarrista fallecido el martes en un accidente automovilístico.

 
Piti Fernández (La Franela) 
"Tuve la inmensa suerte de poder estar cerca de Gustavo siempre, desde el primer día hasta el último. Cuando lo conocí, Los Piojos estaban atravesando una crisis en la que yo ni siquiera me estaba dando cuenta: salía Pablo (Guerra) y entraba Tavo. Las vueltas de la vida: terminamos tocando todos juntos después. Tavo incluso estuvo en la última Trastienda que hicimos con La Franela. Siempre se autoinvitaba.

Pasé momentos alucinantes con él, tengo tantos recuerdos de concentración, como dirían los futbolistas, de habitaciones compartidas y muchas imágenes. Me quedo con eso. Lo recuerdo con una alegría inmensa.

La última vez que estuvo en casa, hace 20 días, estábamos haciendo un demo del próximo disco de La Franela y había un tema que le faltaba un color, y le dijimos: "Tavo, grabate un bandoneón". Él me había regalado un bandoneón hace un año, y yo le decía que estaba loco, que no sabía tocar ni una nota. Pero él insistió con que en La Franela había espacio para eso. En el Facebook de la banda colgamos un video homenaje con una síntesis sonora de ese tema en MP3 para compartirlo con todos".

Sebastián Cardero (El vuelo de la grulla)
"Tavo fue la persona que me ayudó desde el primer instante que entré a probarme en Los Piojos, fue el tipo que hasta me guió para salir a la autopista de vuelta. Acompañó mi llegada a la banda y se puso al lado mío a ayudarme de igual a igual. Se abrió como se abría con todas las personas. Tenía un millón de amigos. Nunca su casa la encontré vacía. Siempre había 10 o 15 personas de cualquier índole social. ¡Lo que eran los cumpleaños de él! No paraba de entrar gente.

Era un coleccionista empedernido de todo lo que se te ocurra. Guardaba cosas a morir, nos íbamos de gira y siempre nos metíamos en casas de antigüedades a buscar rarezas. Era un melancólico de la puta madre. Era el fanático número 1 del tango, un fiel estudioso del bandoneón. Le encantaba tocar todo tipo de instrumentos y era muy abierto a la hora de escuchar música. A nivel banda, sabía lo que tocábamos todos y, si nos olvidábamos de algo, se lo consultaba a él. Tenía muchísimo talento: Tavo sobrepasaba Los Piojos.

Luchaba mucho por lo que pensaba y por la igualdad de todos. Luchaba por los amigos, por que todos apoyemos los proyectos de todos. Cuando Piti (Fernández) se fue de Los Piojos, lo apoyó a full. Se la bancaba siempre y aprendí mucho de él. Estoy muy contento de haber sido su amigo en estos 11 años que lo conocí y voy a seguir siéndolo. Para mí, hasta el día de hoy, todo esto es una fantasía total. Todavía no caigo".

Pablo Guerra (Revelados)
"Es una tristeza gigante. Se fue una persona súper generosa, un pibe bárbaro. Se lo va a extrañar un montón.

Tavo dejó un legado increíble, y no sólo del rock: también hizo muchas cosas en el tango. Es un golpe terrible, pero hay que seguir, porque hay mucha gente que lo quería. Todavía no charlamos nada con la banda, porque en teoría estábamos de vacaciones. Hay mucho material, estábamos por entrar a grabar. Estábamos en pre-producción, tenemos más de 20 temas. Todavía no sabemos qué vamos a hacer.

Todos seguimos muy unidos, estamos ayudando con las nenas, tratando de que todo esto llegue al mejor puerto posible. Es lo que hubiese hecho Tavo. Él siempre se ponía la camiseta y tiraba para adelante".

Por Nicolás Igarzábal 

Fuente: Revista Rolling Stone de Argentina.
Foto: José Luis García.

Páginas vistas en total