Buscador

Traductor

Murió María Elena Walsh

La escritora de clásicos infantiles falleció a los 80 años en el sanatorio La Trinidad tras padecer una larga enfermedad; esta tarde la velarán en Sadaic; dejá en el Blog tu mensaje de despedida.

 
La escritora, poetisa y compositora María Elena Walsh falleció hoy a los 80 años, según informaron desde la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (Sadaic), donde velarán sus restos esta tarde.

"El Sanatorio Trinidad Palermo informa del fallecimiento de la Sra. María Elena Walsh, luego de una prolongada internación y como epílogo de padecimientos crónicos que la aquejaban, contra los cuales luchó en los últimos tiempos", informó el centro médico a través de un escueto comunicado.

Los restos de esta figura prominente de la cultura argentina serán velados entre las 17 y las 24 en Lavalle 1547, sede Sadaic, y serán inhumados mañana desde las 11 en el Panteón que la entidad posee en el Cementerio de la Chacarita.

María Elena Walsh, autora de libros, obras y canciones infantiles que se convirtieron en clásicos como Manuelita, ¿dónde vas?, Canciones para mirar, y El reino del revés, nació en el barrio de Ramos Mejía, en Buenos Aires, el 1º de febrero de 1930.

A los 17 años publicó su primer libro, Otoño imperdonable, que recibió el segundo premio Municipal de Poesía, pero escribió sus primeros versos para niños que luego se prolongarían en una prolífera serie de libros en la década del 50. Además, Walsh escribió durante varios años para LA NACION.

Además de ser un símbolo que marcó la infancia de muchas generaciones, Walsh también incursionó en diversos géneros, como el folklore (tuvo un dúo con Leda Valladares en los años 50), composiciones para adultos (Como la cigarra , Serenata para la tierra de uno), poemas, ensayos, guiones para cine y TV, y memorias.


En 1985 fue nombrada ciudadana ilustre de Buenos Aires y, entre diversos reconocimientos, en 2008 fue homenajeada por sus pares.

En 2008 publicó Fantasmas en el parque, una novela - autobiografía, en la que, con la lucidez y la ironía que constituyen dos de sus señas más reconocibles, María Elena Walsh instaló la vida en el Parque Las Heras, donde transcurrían personajes reales y fantasmagóricos, entre los que podemos reconocernos.

Fuente: LaNacion.Com
Fotos: Archivo LA NACION.

Seguir CGCWebRadioArgentina por Correo Electrónico